Logo
parish photo banner

Unción de los Enfermos

A aquellos que enfrentan una enfermedad grave se les permite recibir el sacramento muy especial de la Unción de los Enfermos. Esto es para cualquiera que se encuentre enfrentando una enfermedad repentina o crónica, cirugía, o perturbación de la salud – física, mental o espiritual.


Aunque este sacramento se ha celebrado tradicionalmente en los últimos momentos de vida de una persona, ganándose el nombre “los últimos ritos”, tiene realmente la intención de ser celebrado en cualquier momento en que la persona está seriamente enferma. Ciertamente, no se debe esperar hasta el último minuto para buscar un sacerdote, por dos razones:


  • Es altamente deseable que la persona que recibe el sacramento tenga la capacidad de entender y participar en la celebración de la gracia y amor de Dios. Buscamos sanación no únicamente en nuestros cuerpos pero, aun más importante, para nuestro espíritu y mente para que se conserven fuertes y fieles en tiempos difíciles.

  • Queremos asegurarnos de que un sacerdote estará disponible cuando éste sacramento se necesite. Por eso, es mejor tratar de fijar una cita para asegurarse que se hará todo lo posible por ayudar a la persona que lo necesita en lugar de esperar hasta el último minuto. Aunque los sacerdotes hacen lo posible por asistir en emergencias, de haber enfermedades largas o condiciones debilitantes es mejor hacer arreglos con anticipación.


El sacramento de Unción de los Enfermos es también celebrado ocasionalmente en servicios comunales durante el año.


Favor de comunicarse con la oficina parroquial al 927-4816 para fijar una visita del sacerdote o para averiguar la fecha de la próxima celebración comunal.